Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Project_X_Wallpaper_2_1280

Os dejo la lista de las pelis más descargadas de 2012, donde en mi opinión hay muchas sorpresas.

Project X es la película más descargada del año por delante de El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace y de Los Vengadores. No sé vosotros, pero yo estoy muy sorprendido.

Os dejo la lista.

  1. Project X, con 8,72 millones de descargas y 100 millones de dólares recaudados.
  2. Misión Imposible: Protocolo Fantasma con 8,5 millones de descargas y 694 millones de dólares recaudados.
  3. El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace con 8,2 millones de descargas y 1081 millones de dólares recaudados.
  4. Los Vengadores con 8,11 millones de descargas y 1511 millones de dólares recaudados.
  5. Sherlock Holmes 2: Juego de Sombras con 7,85 millones de descargas y 543 millones de dólares recaudados.
  6. Infiltrados en Clase con 7,59 millones de descargas y 201 millones de dólares recaudados.
  7. Los hombres que no amabas a las mujeres con 7,42 millones de descargas y 232 millones de dólares recaudados.
  8. El dictador con 7,33 millones de descargas y 177 millones de dólares recaudados.
  9. Ice Age 4: La Formación de los Continentes con 6,96 millones de dólares recaudados y 875 millones de dólares recaudados.
  10. Amanecer: Parte 1 con 6,74 millones de descargas y 712 millones de dólares recaudados.

Me sorprende que no estén películas como The Amazing Spiderman, El Legado de Bourne o Los Mercenarios 2 entre las pelis más descargadas del 2012.

filmroll

El otro día, viendo a Tom Cruise en El hormiguero, me acordé de lo jovencito y guapo que estaba en Risky Business, cuando aún no era un  friki de la cienciología (por cosas que he leído da miedito, por cierto). Aunque la película es de 1983, yo la vi en los 90 y junto a Top Gun y Días de trueno, o las mejores El color del dinero y Rain Man, caí completamente enamorada de esa la sonrisa maravillosa. El caso es que a raíz de ello recordé el baile que se marca en Risky Business, uno de los más imitados del cine,  y me di cuenta (¡yo solita!) que eso de los “bailecitos” es algo muy socorrido en algunas películas. Muchos se han quedado grabados en la memoria colectiva de todos y me empezaron a venir a la mente multitud de ejemplos, por lo que he decidido hacer el ranking de los:

10 “BAILECITOS” LEGENDARIOS DE LA HISTORIA DEL CINE:

(Según mi criterio, claro. Espero no herir la sensibilidad de nadie con ninguna de las elecciones, porque sí, soy completamente consciente de lo malas que son algunas de las pelis, ¿y qué?) Lea el resto de la entrada »

Los Vengadores

nov-3-2012 By cinefilo

Anoche me vi los Vengadores. Me ha gustado. Mucho. Evidentemente, no es una película que vaya a pasar a los anales del cine. Pero me pareció muy entretenida y, más importante aún, me hizo recordar el tono y el sabor de los cómics clásicos. Esa escena de rescate de ciudadanos del autobús, o del Capitán América dando órdenes para proteger a los civiles son un regreso al espíritu inicial de los superhéroes: proteger a su ciudad, a su país, a su mundo. No simplemente enfrentarse al archienemigo.

Me parece también especialmente logrado los tres nivele de poder: la gente “normal”, como Ojo de Halcón o la Viuda Negra; los superhéroes, como Iron Man o el Capitán América; y los dioses o equivalentes, con Thor y Hulk. Y en esa batalla final se logra que todos tengan su lugar, y den lo máximo de sí mismos, y todo encaja perfectamente.

En los últimos años he visto buenas películas de superhéroes. Todas las nuevas de Batman, con ese realismo y esa oscuridad (aunque en la última te entren ganas de ponerte a favor de los antisistema de Bane XD). Antes, las de X-Men, con ese toque de angustia personal, de conflicto interno de las historias de mutantes, y por supuesto el continuo enfrentamiento entre iguales. Las pelis de los miembros de los Vengadores también, cada una con su tono. Lo genial de los Vengadores que son eso: los Vengadores. Cada uno a su modo, con su estilo, su carácter, y se reúnen para destruir una fuerza absurdamente poderosa. Y después cada uno sigue con su vida. Sabes que van a ganar, que van a lograrlo, pero quieres ver cómo lo hacen y cómo se destroza Nueva York en el proceso :-) . Moraleja: no sólo de angustia vital vive el héroe. Sobre todo cuando se junta con otros.

J.

Imagen

Con este mapa puedes pasar un día muy entretenido viendo las películas vistas, las que te faltan, y un largo etc, es muy completo, lástima que este en ingles, tan sólo tienes que imprimirlo y ponerlo en casa para ir marcando las pelis vistas.
Pinchar para ampliar y poder leer mejor.

Lo Imposible

oct-21-2012 By cinefilo

Partamos de la base de que Lo Imposible es una película que engancha. A lo largo de su metraje estás intensamente atento a cada suceso. El montaje es impecable y la dirección asombrosamente maestra. Todo funciona como un reloj. Luego no me extraña su éxito.

Como no me extrañaba el éxito de las películas que en mi juventud nos agarraban al sofá cada sábado o domingo por la tarde, aquellos “Estrenos TV” donde el drama de la semana nos mostraba a familias perfectas sujetas a pruebas extraordinarias. Durante dos horas (publicidad incluida), vivíamos con el corazón en un puño la tragedia de gente “como nosotros” que se enfrentaban a una enfermedad terminal, una desastre familiar, la llegada de un elemento disturbador que alteraba el edulcorado vivir cotidiano. Es curioso que los viéramos como “gente como nosotros” cuando solían tratarse de familiar de clase media-alta americana, todos rubitos ellos y con su casita con jardín y muchas veces piscina.

Lo imposible me dio ese tufillo a Estrenos TV. Intensa en cada escena, la familia se nos presenta como maravillosa con sus pequeños dramas cotidianos de pareja con niños. Encantadores. Él es un alto ejecutivo establecido en Japón. Exótico y triunfador. Y ella una médico que no ejerce pues se ha dedicado a criar tres a su vez encantadores niños. Vamos, lo “que todos quisieran tener”. Vamos, “como nosotros”.

Luego vemos un perfecto y estupendo hotel en Tailandia, llenos de divertidos y relajados turistas, todos rubios (exageradamente todos rubios) y despreocupados. Vamos, “como nosotros”. Y claro, ante tanta perfección la tragedia no tarda en llegar. Es lo que todos estamos esperando, y Juan Antonio Bayona es listo y sabe que para que esperar más.

El momento del tsunami está grabado con un pulso tremendo. Esa arte de la película es de aplauso, pues está llena de verosimilitud y rodada desde la cercanía de dos personas, lo que nos aleja de la ruidosa espectacularidad de las pelis americanas donde todo queda frío y lo vemos como espectadores externos.

Lo que sigue es una hora de tragedia personal de la familia. Pequeños esbozos de historias paralelas, y como la “comunidad turística” tuvo que soportar el calvario de traslados, hospitales y búsquedas. Todo enfatizando cada mirada, cada gesto como si fuera un momento cumbre, y remarcado, por si no nos damos cuenta, con la música, donde a su vez cada acorde es un momento sublime.

Nada tiene objeción. Todo muy bien filmado. Pero uno es así de retorcido, y ya al principio cuando se nos presenta el hotel me remuevo en el asiento. Luego cuando sucede la tragedia busco por las esquinas de la pantalla. Y en los hospitales me fijo en ciertos médicos o enfermeras, o enfermos. Nada. Todo, todo está pensado para hacernos ver que mal lo pasaron los turistas en Tailandia. Pero claro, en Tailandia no hay gente más allá de este colectivo. De las más de 200 mil muertos por el Tsunami, sólo nos interesa los señores (preferentemente rubios) que tuvieron la mala suerte de comprar un paquete en la agencia para pasar sus vacaciones de invierno en esa zona de la tierra.

Me dirán que bueno, que la película la elegido una familia con la que el mercado occidental pudiera identificarse. Que no hay que dramatizar, que lo que ha hecho es focalizar en una historia concreta una tragedia de muchos. Pero fíjense: los locales en todo el metraje o no existen, o son elementos circunstanciales que están ahí o para rescatar a la heroína, o para servir de apoyo en el hospital. Pero sin vida propia. Y ni en segundo plano los vemos, como si toda Tailandia fuera ese hotel (igual a los del resto del mundo) donde puede estar unas estupendas vacaciones y casi no cruzarte con ellos, más que con esa sombra silenciosa que te cambia las sábanas o te pone el plato en la mesa.

(Spoiler )

Y cuando el avión medicalizado privado se aleje del infierno, yo no puedo dejar de preguntarme que pasó con toda esa gente que no perdió un resort, sino que perdió su familia, su casa, su hogar y su vida (preferentemente asiáticos).

(fin del Spolier)

La película bien, gracias