Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

DDC. Hugo: belleza y sentimiento

may-3-2012 By cinefilo

La última peli de Martin Scorsese se llevó la mayoría de los premios técnicos de la academia. Un poc

La productora llegó a un acuerdo con Google para ofrecer un catálogo de 500 filmes online, que incluye clásicos como El Padrino y estrenos. El servicio funcionará como un alquiler por 48 horas

 

Los contenidos también estarán disponibles en el flamante Google Play, desde donde se pueden descargar películas, libros, series y otros productos en los dispositivos de Android, según confirmó la compañía.

Entre los 500 títulos de la productora Paramount Films que estarán disponibles, se destaca la trilogía de El Padrino y la estrenada recientemente Hugo, de Martin Scorsese, precisa el portal Mashable.

El servicio funcionará como un alquiler de 48 horas y su costo será entre 3 y 5 dólares, de acuerdo con el film que se elija. Si se quiere ver en alta definición, tiene un valor adicional. El usuario, una vez que realiza la compra, tiene un mes para ver la película, aunque cuando comienza a reproducirla el plazo se reduce a dos días.

Youtube, y ahora Google Play, ofrece también productos de Sony Pictures, Universal yWarner desde 2011. Disney y Pixar se han sumado recientemente. En total, tiene alrededor de 9 mil títulos.

La mayor dificultad que presenta este servicio, sin embargo, es que la mayoría de las cintas no tiene subtítulos en español.

Fuente: infobae.com

Hugo EL AMOR AL CINE, por Pablo Gamba

mar-28-2012 By cinefilo

Hugo no es una película del Martin Scorsese que ha dirigido Taxi Driver (1976) y Pandillas de Nueva York (Gangs of New York, 2002). Es del cinéfilo que creó en 1990 The Film Foundation para el rescate, la preservación y la restauración de tesoros del cine, y para la difusión de la cultura cinematográfica. Si hay un momento en que la cinta se convierte en un filme educativo sobre Georges Méliès y los comienzos del cine, no por eso deja de ser una obra de autor. Lo personal de Hugo está en la manera como evoca la aventura que todo auténtico cinéfilo ha vivido con mayor o menor entrega, de acuerdo con la intensidad de su pasión por ese arte, y que va del descubrimiento a la profundización en el conocimiento.

El pasado tiene sobre el presente un derecho, escribió Walter Benjamin en Sobre el concepto de historia, obra cuyo primer fragmento es sobre un autómata como el que lleva a Hugo Cabret al encuentro de Méliès en Hugo. Para Scorsese, que es católico, el llamado del aparato es un deber de amor, y se encuentra expresado con una imagen evidente: la llave en forma de corazón que lo hace funcionar. Es característico del cineasta expresarse de una manera sencilla, inspirada en la cultura popular, sin que las imágenes pierdan su valor artístico. Algo similar ocurre con el peinado y las armas de Travis Bickle en Taxi Driver y el mundo de comiquitas en el que se desarrolla Pandillas de Nueva York. Por eso también el estudio de Méliès es una fábrica de sueños en Hugo, y ver cine es como soñar despierto. Lea el resto de la entrada »

La invención del arte

mar-20-2012 By cinefilo

Robert Richardson, este es el nombre del último ganador del Óscar a Mejor Fotografía. Su película, La Invención de Hugo, fue una de las más galadonadas en la noche de la celebración, si bien acaparó todos los premios “técnicos”, también sorprendió con este galardón, arrebatado a una película mucho más dependiente de la fotografía como The Artist.

Richardson es colaborador habitual de Quentin Tarantino, Oliver Stone y Martin Scorsese y ya había sido ganador anteriormente de este galardón en dos ocasiones, por su trabajo en JFK (1992), y El Aviador (2004).

En La Invención de Hugo podemos apreciar una fotografía mágica, impuesta por las necesidades del nuevo 3D de Scorsese. Los espacios oníricos que recrean otra época, no solo ubicada en el pasado, sino también en otra realidad, demuestran la importancia que tiene la fotografía como sustento de toda película.

Cómo en casi todos los films en los que ha puesto la cámara, no se aprecia un gran contraste de tonal, pero si aparece un gran contraste cromático, es el ejemplo propio de Kill Bill, su aportación con Tarantino. La luz tiende a no ser dura, ya que mediante este efecto busca, a pesar del dramatismo que pueda tener, tratar a la narración por igual, sin necesidad de recurrir al exceso de emociones que aporta toda luz de contrastes.

El contraste que suponen las características de este tipo de fotografía, con el empleado en la película The Artist es abismal. La decisión de la Acadaemia favoreció la modernización de las técnicas y la innovación a la hora de contar una historia por medio de la imagen, pero The Artist conlleva una fotografía cuidada al extremo para hacer creer al espectador que se encuentra frente a un cine clásico mudo, un peso para muchos inménsamente mayor que el de las películas comerciales actuales.

Guillaume Schiffman es el autor de estas efectivas fotografías que conforman el universo de The Artist, la gran ganadora de la gala.

En lo que a gustos se refiere no hay nada escrito. Para los amantes de la fotografía clásica, la película francesa debeía haber sido la ganadora de este premio, para los que creen en las nuevas ténicas y en el color, sin duda Richardson habrá sido un digno ganador.

Publicado por Elena

La invención del arte

mar-20-2012 By cinefilo

Robert Richardson, este es el nombre del último ganador del Óscar a Mejor Fotografía. Su película, La Invención de Hugo, fue una de las más galadonadas en la noche de la celebración, si bien acaparó todos los premios “técnicos”, también sorprendió con este galardón, arrebatado a una película mucho más dependiente de la fotografía como The Artist.

Richardson es colaborador habitual de Quentin Tarantino, Oliver Stone y Martin Scorsese y ya había sido ganador anteriormente de este galardón en dos ocasiones, por su trabajo en JFK (1992), y El Aviador (2004).

En La Invención de Hugo podemos apreciar una fotografía mágica, impuesta por las necesidades del nuevo 3D de Scorsese. Los espacios oníricos que recrean otra época, no solo ubicada en el pasado, sino también en otra realidad, demuestran la importancia que tiene la fotografía como sustento de toda película.

Cómo en casi todos los films en los que ha puesto la cámara, no se aprecia un gran contraste de tonal, pero si aparece un gran contraste cromático, es el ejemplo propio de Kill Bill, su aportación con Tarantino. La luz tiende a no ser dura, ya que mediante este efecto busca, a pesar del dramatismo que pueda tener, tratar a la narración por igual, sin necesidad de recurrir al exceso de emociones que aporta toda luz de contrastes.

El contraste que suponen las características de este tipo de fotografía, con el empleado en la película The Artist es abismal. La decisión de la Acadaemia favoreció la modernización de las técnicas y la innovación a la hora de contar una historia por medio de la imagen, pero The Artist conlleva una fotografía cuidada al extremo para hacer creer al espectador que se encuentra frente a un cine clásico mudo, un peso para muchos inménsamente mayor que el de las películas comerciales actuales.

Guillaume Schiffman es el autor de estas efectivas fotografías que conforman el universo de The Artist, la gran ganadora de la gala.

En lo que a gustos se refiere no hay nada escrito. Para los amantes de la fotografía clásica, la película francesa debeía haber sido la ganadora de este premio, para los que creen en las nuevas ténicas y en el color, sin duda Richardson habrá sido un digno ganador.

Publicado por Elena