Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Libros Arkadin Ediciones & Cacitel publica este libro escrito por Pau Roig y Luis L. Rueda sobre el horror y la ciencia ficción en el cine. El libro está disponible para su compra en versión digital y en papel. Puedes leer el índice y el primer capítulo aquí.

Más información haciendo click en el libro.

Últimos Trailers

may-27-2012 By cinefilo

Sección dedicada los trailers de los próximos estrenos

ÍNDICE

1 – American Pie -El Reencuentro.

A finales del siglo XX, un escritor de la talla de James Graham Ballard publicó una novela que recoge los miedos y fobias de un mundo adherido a la tecnología, Crash.

James Graham Ballard usa Crash no exclusivamente como una metáfora sexual sino también como un nuevo planteamiento de un mundo (en las sociedades posindustriales), en el cual la tecnología impera de forma sedante en la evolución humana. Es algo que está ahí, su presencia espiritual adquiere más importancia; pensar en el teléfono, en la televisión o en la simple corriente eléctrica. Es un tipo de tecnología que cose la herida evolutiva, es la prolongación del cuerpo.

Y es en este apéndice donde cabe lugar la continuación de la idea de Ballard; era solo cuestión de tiempo que David Cronenberg lo llevara a la pantalla grande.

 

Cronenberg tenía la convicción de dar un paso más allá, fusionar carne con metal, propio del mejor cirujano plástico.

Ambos artistas saben lo que están buscando, sus constantes son fruto de un mismo tejido; el avance tecnológico y su desarrollo –más bien transcendencia- en lo humano.

Sus personajes son auténticos agentes mutantes, embriones enfermizos, seres sometidos a la experimentación, encaminados en una única dirección, su autocomplacencia.

Si Ballard, en la novela, tachaba o calificaba a sus protagonistas de cierto carácter somnoliento, con ansiedad por recibir nuevas experiencias; Cronenberg exaltaba en la película esas sensaciones para prolongarlas, hacerlas extensibles hasta límites letales.

Sus personajes necesitan resucitar sus afectos para sentirse humanos.

Ambos parecen coincidir en ver la realidad como algo cada vez más alejado de sí misma. No hay nada con más ficción que lo real.