Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

Al Volver a Madrid, Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, me dijeron que Kika las había visitado algunos días antes de que llegase yo.

Me quedé muy sorprendido ante tal noticia pues yo sabía que Kika era la mejor amiga de mi madre pero, demasiado cotilla como para contenerse todo lo que sabía y estaba seguro que les habría contado Todo sobre mi madre. Fue entonces cuando, al intentar ponerle solución a esto, llamé a mi psicólogo y me aconsejó: “Hable con ella”.

No lo dudé ni un segundo y la llamé, sin pensar en las Mujeres al borde de un ataque de nervios que a mi lado se encontraban, pues, al igual que Kika, eran extremadamente cotillas, y no podían soportar no poder escuchar la conversación que yo mantenía con Kika por el teléfono móvil…

Una vez finalizada la llamada, estaba enormemente feliz pues Kika, sorprendentemente, me acababa de comunicar que no le había dicho nada sobre mi madre a Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón pero…, cuál es mi sorpresa cuando, recibo una nueva llamada telefónica y oigo una misteriosa voz que dice “¡Átame!, ¡átame si quieres!, pero…, debo decirte que antes te he mentido…, lo siento no pude resistir contarles todo sobre tu madre…, antes te mentí para evitar que te cabreases conmigo, pero, me dí cuenta de que tarde o temprano te enterarías… lo siento”. Entonces, se cortó la llamada, y me pregunté… ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, esto es Matador

Ahora medio Madrid sabría que la vida de mi madre fue un auténtico Laberinto de pasiones y que su Carne trémula había vagado Entre tinieblas durante años por la Casa de Campo…

Qué se le va a hacer, al fin y al cabo, así es La ley del deseo, fruto de La mala educación recibida en su época y que la convirtió en dueña de Los abrazos rotos de tantos y tantos hombres que no pudieron resistirse a la atracción casi magnética que les producía sus Tacones lejanos.

En definitiva, que toda  esta historieta (que en nada tiene que ver con la realidad de ningún miembro de mi familia, por los mal pensados lo digo… jejeje)  me la he inventado para contaros, de una forma entretenida, toda la filmografía de Pedro Almodóvar, uno de los grandes directores de cine de todos los tiempos y al que tuve la suerte de encontrarme hace un par de años paseando, mientras leía el periódico “El País” por la madrileña calle de Ferraz.

Aquí les adjunto varios trailers y escenas de sus exitosas películas:






Maestros del cine Pedro Almodóvar

ene-31-2012 By cinefilo

Pedro Almodóvar por Thomas Sotinel

El segundo de los Cahiers que no es Norteamericano (el primero fue Alfred Hitchcock) y el primero hispanoparlante (y el único) curioso ver que ambos directores de la colección que no son gringos son Europeos, esto nos da dos cosas de qué hablar, ¡qué se está haciendo en los demás continentes en el cine ? y el poder que se tiene incluso en el cine como empresa y no como arte.

Los festivales cinematrográficos más importantes del mundo son Europeos (Berlinale, Venecia, San Sebastian, Cannes) sin embargo, al menos en México es el cine que menos se ve.

Thomas Sotinel nos habla de Almodóvar de una manera más tierna de la que pude haber esperado, pensando que su cine es un poco más violento de lo que él representa como persona, y es que también Sotinel nos habla de un Pedro muy celoso de su intimidad, incluso inventando pasajes de su vida para revistas, despistando… a Pedro le gusta eso, despistarnos, como perros persiguiendo una vara que nunca se lanzó. Muy en contraposición al cine que él representa, tan íntimo. Contando historias sobre su madre, y sobre su infancia. Es lo que me gusta de leer biografías, te cuentan algo más de ese ser, yo al menos no conocía que Almodóvar había estado en su niñez en el colegio de sacerdotes, ya que era una escala social que sus padres apoyaron, pero después de haber visto el maltrato físico y mental de los niños declinó a la labor clerical y estuvo en Madrid, en Francia, y en Portugal.

El cine de Almodóvar está plagado de mujeres desde su primera cinta (Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón) hasta la última (La piel que habito), inspiradas en su madre, en su sociedad, en su juventud. Pedro Almodóvar es uno de esos poco cineastas herederos de Fellini o Bergman (al igual que Allen) que son su propio guionista, y eso le ha merecido incluso la mirada de Oscar. Aún así no se ha dejado seducir por los guiños de Hollywood y permanece fiel a España.