Cinemascope

Cine , Cartelera de Cine, Estrenos, Actores y Actrices

Interesante de nuestros patrocinadores

En 1997,  Ridley Scott estaba trabajando en una adaptación de “Soy leyenda”, en la que pretendía contar con Arnold Schwarzenegger, en el papel de Robert Neville. Como todos sabemos (porque no sabíamos nada), la película no fue adelante; sin embargo, aún se puden encontrar documentos sobre los diseños realizados por Tom Woodruff Jr. y Alec Gillis sobre las criaturas.

Hay actores que son tan buenos que apenas tienen que esforzarse  cuando se colocan delante de las cámaras. Titanes de la interpretación como Morgan Freeman, Gary Oldman, Daniel Day-Lewis, Vincent Cassel, o Russell Crowe son claros ejemplos de lo que hablo. Denzel Washington, también. Es cierto que lleva una década haciendo el mismo papel, pero qué más da, el tío lo borda, lo queremos ver ahí y disfrutamos con él. ¡Por el amor de Dios, pero si es el hombre más cool del planeta!

Aquí vuelve a repetir el papel que ya hizo en películas como ‘El Fuego de la venganza’ (‘Man on Fire’; Tony Scott, 2004), ‘Déjà Vu’ (íd; Tony Scott, 2006), ‘American gangster’ (íd; Ridley Scott, 2007) o ‘Imparable’ (‘Unstoppable’; Tony Scott, 2010), -que como habrán podido leer son todas de los hermanos Scott-. Pero como ya digo, no importa, porque a eso mismo hemos venido, bueno, a eso y a ver mucha acción, muchos tiros, algunos combates cuerpo a cuerpo y alguna que otra persecución a pie y a coche. ¿Ofrece ‘El invitado’ todo eso? Por descontado, ya lo creo que lo da.

El director sueco de origen chileno se ha aprendido muy pero que muy bien la lección. ¿Y cuál es esa lección? Pues el último cine de Tony Scott y el de Paul Greengrass. Ni más ni menos. Porque sí, ‘El invitado’ parece una suma del cine de ambos directores pero añadiéndole unas gotas de exotismo. De hecho, si no supiéramos que la cinta está dirigida por Daniel Espinosa, podríamos pensar que la ha realizado un Tony Scott un poquito, pero solo un poquito más formal o un Paul Greengrass un poquito, pero muy poquito más informal.

Además de su ritmo frenético, de las estupendas secuencias de acción y de Denzel Washington, la película cuenta en su haber con un impresionante plantel de secundarios entre los que se encuentran el fabuloso pero infravalorado Robert Patrick, el genial Liam Cunningham, el enorme Brendan Gleeson, el estupendo Sam Shepard o la gran –aunque aquí algo desaprovechada- Vera Farmiga. Da gusto ver semejante derroche de talento. El protagonista de la historia, el siempre correcto Ryan Reynolds no puede soportar estar ante el coloso de ébano durante tanto tiempo y al final termina perdiendo el combate interpretativo, pero para nada es desdeñable el trabajo de este actor canadiense que crece a pasos agigantados y que ya ha demostrado en varias ocasiones que va en serio. A mí este chico cada vez me gusta más.

Deudora del cine de Scott y Greengrass y digna sucesora de la saga Jason Bourne y sucedáneos, ‘El invitado’ es un thriller de acción de lo más recomendable que no defraudará en absoluto a todas aquellas personas que busquen emociones fuertes, y que satisfará plenamente a los seguidores de este tipo de cine y de Denzel Washington.

De lo mejorcito del cine de acción de los últimos años.

Lo que más me ha gustado: casi todo, pero en especial Denzel y las secuencias de acción.

Lo que menos me ha gustado: la cámara a veces se mueve demasiado; pero sinceramente, después de una década viendo cine de acción  como éste, al final me he acostumbrado.

José L. Vicedo

Los resultados preliminares de la autopsia realizada al cineasta Tony Scott, director de películas como “Top Gun” y “Crimson Tide”, confirman que se suicidó cuando se precipitó desde un puente en Los Ángeles, según informó hoy The Hollywood Reporter.

El cuerpo sin vida de Scott, hermano del también realizador Ridley Scott (“Alien”, “Blade Runner”), fue hallado sin vida en aguas de la zona portuaria de Los Ángeles el pasado 19 de agosto, horas después de que varias personas vieran cómo un hombre estacionaba su vehículo en el puente Vincent Thomas, escalaba la valla de seguridad y saltaba al agua.

La muerte de Scott se produjo a consecuencia de un fuerte traumatismo y por ahogamiento, según el citado informe, que también desvela la presencia de antidepresivos y somníferos en la sangre del realizador de 68 años.

El dirctor de “Spy Game”, que dejó a la policía una nota cuyo contenido no ha trascendido, tampoco padecía ninguna enfermedad grave que le hubieran podido empujar a quitarse la vida, tal y como se especuló al poco de fallecer.

El informe final de la instrucción del caso será publicado en dos semanas, según informa la misma web.

Nacido el 21 de julio de 1944, Tony Scott se ganó un nombre en la industria como realizador de anuncios para televisión antes de saltar a la gran pantalla con “Top Gun” (1986) e iniciar una prolífica carrera dedicada al “thriller”.

“Beverly Hills Cop II” (1987), “Revenge” (1990), “Days of Thunder” (1990), “True Romance” (1993), “Spy Game” (2001) y “Domino” (2005), son algunas de sus películas más conocidas como realizador, mientras que como productor, y junto a su hermano Riddley, sacó adelante proyectos como el reciente “Prometheus”, y las series de televisión “Numb3rs” y “The Good Wife”.

PROMETHEUS

oct-18-2012 By cinefilo

Director: Ridley Scott
Guión: Lamon Lindelof, Jon Spaihts
Producción: Ridley Scott, Tony Scott, Walter Hill, David Giler
Fotografía: Dariusz Wolski
Música: Marc Streitenfeld
Género: Ciencia Ficción
Nacionalidad: EE.UU.
Reparto: Noomi Rapace, Charlize Theron, Michael Fassbender…
Fecha de estreno (España): 03/08/2012
-
-

ChaserNox [8/10]

Ridley Scott vuelve a la carga por el sendero que abrió en 1979 con la maravillosa “Alien, el octavo pasajero”, un icono del cine de terror y ciencia ficción. Cuando digo que “vuelve por el sendero” me refiero a que vuelve a ese mundo, a esa historia que ideara hace ya muchos años. Y lo hace con una precuela que en principio trataría de explicar los acontecimientos que darían vida al “octavo pasajero”.

La trama sin embargo versa sobre los intentos por descubrir el sentido de la vida, de la muerte… en definitiva todas esas preguntas que nos hacemos bajo la ducha cuando no tenemos nada más apremiante que pensar. Pues bien, estos científicos dan por hecho que los humanos fuimos creados por una raza superior basándose en pinturas rupestres de varias civilizaciones sin contacto entre sí que dibujaron el mismo supuesto mapa espacial. El caso es que un tipo con mucho dinero les cree y financia una expedición a dicho planeta (cuando escuché que la cifra había sido de un billón de dólares casi me atraganto…). Allí esperan encontrarse a estos “ingenieros” para hacerles las preguntas antes mencionadas pero, ¿qué se encuentran? Para eso, mejor ver la película antes que leer aquí el destripe.

La película no tiene esa oscuridad y carisma de Alien ni Aliens, pero por lo demás, se trata de una película muy correcta cuyo guión engancha de principio a fin, tal vez por las preguntas que intentan responder o tal vez porque de verdad está bien desarrollada. También guarda ciertas similitudes con la película Alien de las que ya os iréis dando cuenta durante su reproducción. Y pese a sus casi dos horas de duración, la película no se hace en absoluto larga.

Las actuaciones son correctas y los efectos especiales, impresionantes, como era de esperar de una producción de estas dimensiones. La banda sonora también acompaña gratamente la excelente fotografía creando un buen ambiente que sumerge al espectador la curiosidad por saber las respuestas de estos “ingenieros”.

Bien, por último, mencionar que su visionado es altamente recomendable para los amantes de la ciencia ficción y también para los demás. Ideal para una buena noche de cine en compañía o sin ella. Y repito que no hace falta haber visto Alien para disfrutar de esta película, recordemos que esto es anterior a la aventura de Ellen Ripley a bordo de la Nostromo.

Una de las imágenes del film de Ridley Scott. Fuente: www.moviecarpet.com

Ridley Scott regresa a la ciencia-ficción con una precuela de su mítica “Alien, el octavo pasajero”. El resultado es una desigual epopeya sobre el origen de nuestra existencia en la que despuntan un soberbio Michael Fassbender y una arrolladora factura visual.  Lea el resto de la entrada »